QLR.jpg

 

PsOtto.jpg

 No hay libro como la Biblia, es imposible sustituirlo porque ella es la Palabra de Dios, nuestra única norma de fe y conducta.  Además de la Biblia hay libros que nos han llevado a crecer en la gracia y la sabiduría que vienen del Señor. Como un aporte de nuestro seminario presentamos las recomendaciones de libros que más han edificado a pastores, profesores de seminario y líderes de la actualidad  en sentido general. Ellos comparten con nosotros sus experiencias de lectura.

"¿Qué libro me recomienda?" es una recopilación de los libros que han impactado las vidas de pastores, profesores de seminario, bloggers cristianos y líderes de la actualidad, como un aporte de nuestro seminario a la edificación del pueblo de Dios.

Esta publicación se hará semanalmente, vía correo electrónico y en las redes sociales. Si deseas recibir estas publicaciones, suscríbete a nuestro boletín y síguenos en nuestras redes sociales.

 Otto Sánchez | Director del Seminario Teológico Bautista Dominicano (STEBD)


 

Estos son los libros recomendados del

Freddy Noble
Pastor Primera Iglesia Bautista Hispana de Manhattan
 

Web-_-Que-libro-me-recomienda-FN.jpg 

 

 

Subscripción.pngFacebook.jpgTwitter.jpg

 



 

Amenaza-de-los-Antisiervos.jpg

Es común ver en las producciones de ficción un personaje interesante: el superhéroe. Este se distingue por ser íntegro, abnegado, valiente... un modelo a seguir. Tenemos por otro lado al villano, que siempre quiere dominar al mundo, pero termina derrotado por el superhéroe. Pero aparte de estos personajes tenemos también al antihéroe, que es un personaje contradictorio cuyo perfil es distinto al del superhéroe tradicional. El término antihéroe también es usado para designar a una persona cuyo comportamiento no es del todo congruente con los valores y las buenas costumbres. Aunque son famosos y populares, no son un modelo a imitar. Podemos definir en ese sentido que un antihéroe es una persona que ha alcanzado cierta notoriedad e influencia, pero que tiene un comportamiento antisocial, inmoral o falso.


En la Biblia encontramos que los cristianos son llamados de distintas maneras como luz, sal, nación santa, sacerdotes, hijos, etc. Pero uno de los términos que más se usa en el Nuevo Testamento para designar a los cristianos es el de siervo (Mt. 20: 26-28; 1 Co. 3:5;4:1-2; Lc. 17: 10; Gál. 1:10; Col. 4:12; Ef. 6:6; Fil. 1:1). Siervo es la palabra griega δοῦλος(doulos), que significa literalmente esclavo. John MacArthur dice lo siguiente en relación a este vocablo:

"... en vez de traducir doulos como "esclavo", las traducciones coherentemente usan en su lugar la palabra siervo. Irónicamente, el idioma griego tiene al menos media docena de palabras que podrían significar siervo. La palabra doulos no es una de ellas. Siempre que se utiliza en el Nuevo Testamento como en la literatura secular griega, significa solamente esclavo... Esta palabra se utiliza siempre para describir el estatus de un esclavo o una actitud que corresponde con la de un esclavo" [1].

En otras palabras, este término lo que quiere describir es a alguien que no se pertenece a sí mismo, sino a su dueño; alguien que tiene un propietario. En la vida cristiana, ese propietario es nuestro Dios. Si el siervo no se pertenece a sí mismo, tampoco lo que pueda poseer es de él, ni lo que hace es para su beneficio personal, sino todo lo contrario, lo hace siempre pensando en complacer y beneficiar a su amo. El siervo de Dios no solo le sirve con dedicación y entrega, sino que su carácter revela que Dios es el dueño de su vida. Sin embargo, así como hay antihéroes también hay antisiervos. Un antisiervo es una persona no regenerada, que puede presidir un ministerio, o ser parte de alguna iglesia local, por méritos o astucias personales; trayendo confusión y daño a los creyentes, y eclipsando la gloria de Dios.

Cuando vamos a Hechos 8:9-24, nos encontramos con la predicación de Felipe en Samaria y la mención de un personaje llamado Simón el mago. En la historia de la Iglesia se registra la existencia de una secta en los siglos II y III, con inclinaciones gnósticas, y por tradición se dice que fue fundada por este personaje. Por eso se les llamó "simonianos". Según escriben algunos de los llamados padres de la iglesia, Simón fue a Roma en tiempos del emperador Claudio y predicó allí.

Cuando cotejamos el perfil de lo que debe ser un siervo de Dios, vemos que Simón el mago encarna el prototipo de lo que hemos llamado antisiervo. Por lo tanto, no debe ser motivo de sorpresa de que los antisiervos son una amenaza para la iglesia de Cristo. Veamos su perfil:

1.- ESTÁN EN TODAS PARTES v. 9
Simón el mago vivía y tenía su centro de operación en Samaria, pero los antisiervospueden vivir en cualquier lugar. Donde quiera se levantan y, como ya mencionamos, pueden llegar a tener sus propios ministerios. Los podemos ver en iglesias pequeñas como en las megaiglesias; en las plazas públicas como en los grandes auditorios; en la radio como en la televisión. En fin, están en todas partes. Así como Simón el mago siempre estaba con Felipe (v.13), los antisiervos pueden ser vistos en la TV y en diferentes púlpitos de cualquier lugar.

2.- IMPOSTORES v. 9-11
En estos versículos se relata cómo Simón no solo se bautizó, sino que estaba siempre con Felipe. Su activismo no quita que fuera un farsante cuyas mímicas religiosas y poses de piedad deben mantenernos alertas. Los antisiervos han permeado muchas iglesias y ministerios con fines oscuros y dañinos, trayendo escándalos y desprestigios al auténtico pueblo de Dios.

3.- PODER DE CONVOCATORIA (POPULARIDAD) v. 9-11
Algunos grupos de ortodoxia dudosa tienen la tendencia de pensar que son portadores de la verdad por tener muchos seguidores. En ese sentido un autor señala: "Cuando las masas no aprenden las herramientas de juicio y se limitan a seguir sus esperanzas, las semillas de la manipulación se siembran". La Biblia señala que ancho es el camino que conduce a la perdición. Multitud no siempre es indicador de la verdad, ni popularidad indicador de autoridad. Muchos artistas que viven en un mundo de drogas, alcohol e inmoralidad, llenan estadios en sus espectáculos. Muchos antisiervos también hacen lo mismo.

4.- MÍMICA RELIGIOSA v. 12-13.
Simon J Kistemaker sugiere que Calvino creía en la auténtica conversión de Simón el mago: "Por ejemplo, Juan Calvino dice que Simón se somete a la reprensión de Pedro, reconoce su pecado, siente temor ante el juicio de Dios, busca la misericordia de Dios y pide a los apóstoles que oren por él. De esta manera Calvino conjetura que Simón se arrepintió"[2]. Lamento diferir del genio de Calvino en ese aspecto. Estoy con aquellos que piensan que el mago nunca fue un creyente. Que todo lo que hizo fue limitarse a una simple pose de fe, pero que nunca creyó realmente para salvación. Recuerdo aquel congreso internacional donde unos veinte "pastores" y líderes se arrepintieron de sus pecados, pidiendo perdón y convirtiéndose a Cristo. Estos confesaron que su fe era una simple mímica religiosa.

5.- SAGACIDAD PARA INFILTRASE.
Si hay algo que me estremece de los antisiervos es su capacidad de permear ministerios. Simón el mago era un hombre del espectáculo y sabía cómo engañar a las personas:
• Se hacía pasar por un gran personaje (v.10)
• Se atribuía el respaldo de Dios por lo que hacía (v.11)
• La gente le prestaba atención (v. 12).

Sin embargo, lo que más me asombra no es eso, sino su capacidad de estar siempre con el evangelista Felipe:

"Y aun Simón mismo creyó; y después de bautizarse, continuó con Felipe, y estaba atónito al ver las señales y los grandes milagros que se hacían" (v. 13).

Los antisiervos tienen la capacidad de infiltrarse en los ministerios. Todos los que llevamos tiempo sirviendo al Señor los hemos vistos en nuestros propios ministerios o en otros. Aquellos que hemos sido verdaderamente llamados debemos estar alerta y tener el discernimiento que viene de lo alto para detectar a los que están infiltrados, y no pasar por alto las señales que ellos envían. Simón el mago siempre estaba con Felipe, pero fue el apóstol Pedro quien descubrió su maléfico plan.

6.- COMPRA DE PUESTOS ECLESIÁSTICOS v. 18, 19
Lamentablemente, es bastante común en nuestras iglesias la sed de algunos feligreses por tener un espacio en las cuotas de reconocimiento de servicio. Al igual que Simón el mago, muchos están dispuestos a dar cualquier concesión con el propósito de tener su lugar, con fines puramente personales y, por supuesto, carnales. El mago le ofrece dinero al apóstol Pedro para que le diera el "truco" de su poder. No podemos negar que esas intrigas se repiten no solo en el seno de la iglesia local, sino también en ministerios eclesiásticos. Las razones por la que esto ocurre están relacionadas con el reconocimiento y poder personal. En otras palabras: orgullo. Es increíble lo que una persona inflada por su ego es capaz de hacer. Ese fue el delirio de Lucifer (Is. 14:12-14), y es la obsesión de los antisiervos. Es un pecado muy antiguo, pero con una vigencia permanente.

7. – MALVADOS ANTE LOS OJOS DE DIOS
No creamos que los antisiervos son simples creyentes inmaduros. Puesto que creo que Simón el mago representa a tales, veamos las palabras del apóstol Pedro al dirigirse a él en los siguientes versículos:

• Entonces Pedro le dijo:
• Porque tu corazón no es recto delante de Dios... (v. 21).
• Arrepiéntete de esta tu maldad... (v. 22).
• Porque veo que estás en hiel de amargura y en cadena de iniquidad (v.23).

Estas son palabras mayores. Al igual que Simón el mago, los antisiervos son personas no regeneradas que hacen daño al reino de Dios y eclipsan su gloria. Tienen una agenda siniestra que gira en torno a sus propios intereses, no importando las consecuencias. He visto las acciones de determinadas personas y debo llegar a la conclusión de que son antisiervos, porque su maldad los delata.

8.- NO MUESTRAN ARREPENTIMIENTO v.24
Las palabras de Pedro a Simón fueron directas y cortantes. Esta reprensión del apóstol debió estremecer al más ensimismado pecador y producir un clamor por misericordia. Es cierto que un creyente puede estar endurecido, cabe esa posibilidad. La iglesia de La odicea estaba en esas condiciones (Ap. 3: 14-22). Sin embargo, la exhortación es a que, si oímos su voz, no endurezcamos nuestros corazones. Los antisiervos no pueden endurecer sus corazones porqueno son simples creyentes en pecado, son personas que aunque están en las iglesias, aunque tengan actas de bautismo y ministerios, no han nacido de nuevo. Su falta de arrepentimiento no es circunstancial: es su estado natural. Estos antisiervos son los mismos que se pararán frente al trono del Señor y gritarán alegando que tenían ministerios y por eso merecen ser salvos. Esos escucharan la más terrible de las sentencias: "nunca os conocí. Apartaos de mí hacedores de maldad" (Mt. 7: 21-23). Quien primero debió clamar por su vida fue Simón, y no delegar en otros lo que debió ser su intensa oración.

Posiblemente, los verdaderos creyentes no tengamos el perfil del antisiervo, pero debemos velar para que ninguna de sus características permeen nuestro carácter. No está de más orar con toda honestidad, tal como apela el salmista:

"Escudríñame, oh Dios, y conoce mi corazón; pruébame y conoce mis inquietudes. Y ve si hay en mí camino malo y guíame en el camino eterno" Salmo 139: 23-24.

Contrario a los antisiervos, tenemos los siervos. Contrario a los antihéroes, tenemos a los héroes. Estos últimos se encuentran en Hebreos 11, donde se da una síntesis de sus acciones. Podemos ser siervos y podemos ser héroes. La escuela de la obediencia por medio de la sumisión a la autoridad de Dios es la forma de serlo.

¿Somos siervos o antisiervos? ¿Tenemos algunas características del antisiervo? ¿O estamos convencidos de que somos siervos? Esas son preguntas con las que debemos lidiar. Que Dios nos ayude. Amén.


Amenaza-de-los-Antisiervos.jpg

[1] John MacArthur. Esclavo. Grupo Nelson. ©2010
[2] Kistemaker, S. J. (2007). Comentario al Nuevo Testamento: Hechos (330). Grand Rapids, MI: Libros Desafío.

   
 
Otto Sánchez
Director del STEBD
Pastor Iglesia Bautista Ozama (IBO)
Twitter.jpg 
 

 

Banner-Amnesia-Espiritual-Voluntaria-AEV.jpg

Me impactó la historia de un músico y director de orquesta británico llamado Clive Wearing, que padece de un tipo de amnesia muy severa que lo ha dejado con una capacidad de solo siete segundos de retención. Sus años como laureado director de orquesta y productor han quedado atrás, de forma tal que no puede ni siquiera vivir de la gloria del pasado. Solo dos cosas ha podido preservar: su talento musical y el nombre de su esposa, Débora. Me imagino lo que

puede ser el mundo para una persona que así́ vive. No poder retener en su frágil memoria nada después de siete segundos. Ni lo bueno ni lo malo forman parte del pasado para alguien que vive con esa condición. En otras palabras, una persona con amnesia simplemente no recuerda el pasado. Por lo que he investigado hay varios tipos de amnesia, pero ninguna es voluntaria, sino que se debe a algún evento traumático en la vida de quienes padecen esta enfermedad.

Sin embargo, viendo el desempeño del llamado pueblo de Dios, he llegado a la conclusión de que padece de lo que yo llamaría “AEV” (Amnesia Espiritual Voluntaria). Pudiera definir esta condición como un trastorno espiritual voluntario o inducido, durante el cual el individuo es incapaz de promover y vivir en el propósito de Dios revelado en las Sagradas Escrituras. Cuando vamos al Antiguo Testamento la evidencia es clara:

  • “Despreciaste la Roca que te engendró, y olvidaste al Dios que te dio a luz”, Deuteronomio 32: 18
  • “Porque te olvidaste del Dios de tu salvación, y no te acordaste de la roca de tu refugio”, Isaías 17: 10.
  • “Mi pueblo fue destruido, porque le faltó conocimiento. Por cuanto desechaste el conocimiento, yo te echaré del sacerdocio; y porque olvidaste la ley de tu Dios, también yo me olvidaré de tus hijos”, Oseas 4: 6 

Algunos escritores del Nuevo Testamento, conociendo la naturaleza humana y la tendencia del pueblo de Dios en el Antiguo Testamento, nos exhortan para prevenir la “AEV”:

“Porque no quiero, hermanos, que ignoréis que nuestros padres todos estuvieron bajo la nube, y todos pasaron el mar; y todos en Moisés fueron bautizados en la nube y en el mar, y todos comieron el mismo alimento espiritual, y todos bebieron la misma bebida espiritual; porque bebían de la roca espiritual que los seguía, y la roca era Cristo. Pero de los más de ellos no se agradó Dios; por lo cual quedaron postrados en el desierto. Mas estas cosas sucedieron como ejemplos para nosotros, para que no codiciemos cosas malas, como ellos codiciaron”. 1 Corintios 10: 1-6

Pablo exhorta a sus primeros lectores y oyentes de Corinto (y por consiguiente a nosotros) a no olvidarnos del Señor, para no repetir los errores del pasado. El apóstol escribe: “mas estas cosas sucedieron como ejemplos para nosotros...” (v.6). Debemos de entender que si la exhortación está, es porque existe la probabilidad. Note además, que el apóstol se incluye al decir “...como ejemplos para nosotros”. La posibilidad de olvidar es tan eminente que todos podemos caer en “AEV”. La triste historia hebrea debe servirnos de ejemplo de las terribles consecuencias que nos pueden sobrevenir, como les pasó a ellos. Hay una frase que dice: “Los pueblos que olvidan su historia, están condenados a repetirla[1]“.

Pienso en varias razones para no olvidar la historia y como Dios y su pueblo han actuado respectivamente:

  1. 1.Nos recuerda nuestra identidad.
  2. 2.Nos da una celebración.
  3. 3.Nos da un compromiso.
  4. 4.Nos ayuda a interpretar mejor el presente.
  5. 5.Nos ayuda a evitar los errores del pasado.

Esta ultima razón es fundamental, y se relaciona perfectamente con la realidad del pueblo de Dios, tanto en el Antiguo como en el Nuevo Testamento, así́ como con la Iglesia del Señor hasta el día de hoy. La Amnesia Espiritual Voluntaria está al asecho, y no hay manera de que podamos ignorar esta realidad. En el Nuevo Testamento lo vemos en el discurso del apóstol Pablo a los ancianos en Mileto (Hechos 20: 17-36). También les dice a los hermanos de Filipo lo siguiente:

“Por lo demás, hermanos, gozaos en el Señor. A mí no me es molesto el escribiros las mismas cosas, y para vosotros es seguro”. Filipenses 3:1. 

El Apóstol Juan también nos dice:

“No os he escrito como si ignoraseis la verdad, sino porque la conocéis, y porque ninguna mentira procede de la verdad”. Juan 2: 21.

Todos estos pasajes nos advierten de lo fácil que puede ser para el pueblo de Dios olvidar lo que Él ha establecido. Por eso nuestro Dios nos dejó su verdad por escrito, para que la leamos y andemos en ella. No sólo tenemos la Palabra de Dios por escrito, sino que los principios que en ella están son repetitivos, lo cual es un recurso didáctico por excelencia para que podamos recordar su consejo y por lo tanto combatir la “AEV”.

La forma que el Señor nos ha dado para no olvidar su consejo es lo que dice la Escritura del escriba Esdras:

“Esdras se había dedicado por completo a estudiar la ley del Señor, a ponerla en practica y a ensenar sus preceptos y normas a los israelitas”. Esdras 7:10

La mejor forma de prevenir la amnesia es estudiar, vivir y ensenar a otros la Palabra de Dios. Ella es lámpara que ilumina por donde hemos de andar (Salmo 119:105). No debemos apartarnos de ella (Josué́ 1:7-9), y tenemos que guardarla en nuestro corazón para que esté siempre en nuestra mente (Salmo 119:11).

Hoy más que nunca el pecado de “AEV” está al asecho, pero el Señor y su Palabra están disponibles para nosotros. A menos que ocurra un milagro, Clive Wearing nunca logrará recordar los eventos del pasado. Nunca más debajo del sol veremos sus gestuales hacia la orquesta. Contrario a él, nosotros tenemos a nuestro alcance el milagro de la verdad bíblica revelada. Tenemos la Biblia que nos recuerda quien es Dios, quienes somos, y lo que Él espera de cada uno de nosotros.

[1] Frase escrita en la entrada del bloque número 4 del campo de Auschwitz I, en polaco y en inglés. Esta frase se le ha atribuido a distintas personas, entre ellas, Nicolás Avellaneda, Jorge Agustín Ruiz de Santayana, Napoleón Bonaparte, Winston Churchill, etc. Sin embargo, para evitar cometer un error sobre quien la dijo, simplemente nos limitamos a lo que sí es seguro es que se encuentra a la entrada del antiguo campo de concentración de Auschwizt en Polonia.

 

   
 
 
Otto Sánchez
Director del STEBD
Pastor Iglesia Bautista Ozama (IBO)
Twitter.jpg 
 

 

 

 

 
Debido a compromisos en el ministerio, parte de mis quehaceres se desarrollan en los distintos aeropuertos por donde debo pasar. Allí leo, envío y recibo correos electrónicos, o simplemente me pongo a observar todas las clases de personas que se pueden ver desfilando que con su manera de vestir o expresión de sus rostros probablemente están diciendo lo que son. Uno de los aeropuertos en el que estuve hace unos años fue el O’Hare, de Chicago, que está entre los más transitados e importantes del mundo. Su nombre es en honor al piloto de la Marina de los Estados Unidos Henry Edward O’Hare, conocido como Butch. Su proeza más destacada fue cuando él, sin la ayuda de nadie más, atacó a nueve bombarderos enemigos que se acercaban a su portaviones. Aproximadamente un año después esa gran proeza, O’Hare fue derribado en pleno combate y murió́. Su avión y cuerpo nunca aparecieron. Tenía 29 años.

Un dato curioso es que este héroe de guerra no era el único que llevará ese nombre. Para más o menos la misma época, otra persona famosa también era conocida como Edward O’Hare, apodado “Easy Eddie“. Este O’Hare fue un abogado en Saint Louis y más tarde en Chicago. En esta ultima ciudad comenzó́ su viaje al bajo mundo donde comenzó́ trabajar como abogado del famoso gánster Al Capone. O’Hare más tarde fue apresado y ayudó a los fiscales federales a atrapar y condenar a Capone por evasión de impuestos. En 1939, O’Hare fue asesinado a balazos mientras conducía su automóvil. Edward O’Hare, el abogado de Al Capone, fue el padre de Edward O’Hare el héroe.

La realidad de que no necesariamente la vida de los padres se replica en los hijos no sólo es evidente por la historia que acabamos de leer, sino por muchas más. Los refranes que son partes de la psicología popular, no siempre son exactos, justos o verdaderos. He podido ver padres totalmente depravados con hijos diferentes a ellos. Y viceversa, padres que anduvieron por el camino de la redención con hijos transitando por el camino de la perdición. En las Escrituras podemos ver cómo esta verdad es confirmada.

La vida familiar de algunos personajes bíblicos evidencia la manera como Dios administra Su gracia para que los pecados y las disfunciones de una generación no necesariamente sean vividos por la próxima. Hay varios casos que podemos observar, como Samuel y sus hijos. En el sentido inverso, Saúl y Jonatán. Sin embargo, hay un caso en particular que llama mi atención, y es el de Gedeón y su padre Joás. El libro de los Jueces nos dice muy claramente como era el padre de Gedeón, y también nos narra la condición del pueblo hebreo en aquellos días: 

Los hijos de Israel hicieron lo malo ante los ojos del Señor, y el Señor los entregó en manos de Madián por siete años. Jueces 1: 1

Como podemos observar, la condición del pueblo era totalmente deplorable ante los ojos del Señor. Era un pueblo rebelde, idólatra y olvidadizo de Dios. A pesar de tener pleno conocimiento del único Dios verdadero, de como los sacó de Egipto, y de tener una Ley por la cual ellos debían regirse, este pueblo optó por darle su devoción a Baal y Asera, dioses paganos de las naciones que le rodeaban. Por esta razón, Dios le envió́ juicio por medio de los madianitas, y después de siete años de sufrimientos, el pueblo se acordó́ de Dios y Él tuvo misericordia de ellos. A pesar de la decadencia espiritual de ese pueblo rebelde, Dios escogió́ a un hombre llamado Gedeón para traer victoria sobre sus invasores y devolver la paz y la seguridad a la nación hebrea. Cuando revisamos el trasfondo familiar de este hombre escogido por Dios nos damos cuenta que la vida idólatra de su padre no impidió́ que Dios derramara Su favor en él. Gedeón fue bendecido por la gracia del Señor. La Escritura dice de él lo siguiente:

Y el ángel del Señor se le apareció́, y le dijo: El Señor está contigo, valiente guerrero. Jueces 6: 12. 

Dios llama a Gedeón para ser el libertador de Israel a pesar de su historia familiar. Si bien probablemente su padre Joás era el responsable del altar a Baal y Asera en su localidad, Gedeón fue el instrumento que Dios usaría y usó para que Su gloria fuera vista nuevamente en suelo judío. Gedeón sabía que no era merecedor de tal gracia, por eso se mostró humilde, sabio e insuficiente para hacer lo que Dios le estaba llamando a hacer (Jueces 6:11-17). Gedeón confió́ en Dios en todo el trayecto, teniendo victorias muy importantes sobre los madianitas, y esto sería recordado como un evento muy especial en la historia de Israel (cp. Sal. 83:11; Isaías. 9:4; 10:26). Gedeón rechazó la oferta de ser rey de Israel, y sus hechos indican la importancia que él tuvo en el periodo entre la entrada a la tierra de Canaán y la implantación de la monarquía. “De tal palo tal astilla” no siempre aplica porque Dios derramó Su gracia sobre Gedeón y lo libró de la decadencia espiritual que imperaba en el pueblo. Gedeón anduvo en los caminos de Jehová́ y no en los de su padre. Gedeón adoró a Jehová́ Dios y no a Baal y a Asera. Su devoción y fidelidad fueron para con Dios y no para los ídolos.

“De tal palo tal astilla” no siempre aplica porque la gracia y las misericordias de Dios son derramadas según el puro afecto de Su voluntad. Detrás de cada obra de gracia hay una vida que estaba imbuida en la desesperanza y la decadencia. La historia de la redención confirma que todos nosotros íbamos a repetir las acciones perversas de nuestros antepasados a no ser por la irrupción de Dios en nuestras vidas para romper un círculo vicioso que solo se quiebra con la sangre de Cristo. 

“De tal palo tal astilla” no siempre aplica porque Dios tiene control supremo sobre todo lo que acontece en el mundo y por consiguiente en nuestras vidas. La Biblia dice: 

“Pero Él es único, ¿y quién le hará́ cambiar? Lo que desea Su alma, eso hace. Porque El hace lo que está determinado para mí y muchos decretos como estos hay con El”. Job 23:13-14.

“Acordaos de las cosas anteriores ya pasadas porque yo soy Dios y no hay otro; yo soy Dios y no hay ninguno como yo, que declaro el fin desde el principio, y desde la antigüedad lo que no ha sido hecho. Yo digo: “Mi propósito será́ establecido y todo lo que quiero realizaré”. Isaías 46:9-10.

“Y todos los habitantes de la tierra son considerados como nada, más El actúa conforme a Su voluntad en el ejército del cielo y entre los habitantes de la tierra; nadie puede detener Su mano, ni decirle: “¿Qué has hecho?”. Daniel 4:35.

Puesto que Dios es soberano, Él tiene la prerrogativa de salvar y condenar. Es porque Él es soberano que muchos creyentes no están transitando por los mismos caminos de sus padres. “De tal palo tal astilla” no siempre aplica porque Dios derrama Su gracia común sobre todos los seres humanos, mostrando así́ compasión aun por aquellos que le desprecian. “De tal palo tal astilla” no siempre aplica porque Dios tiene planes de redención, y eso no depende de nosotros los humanos ni de nuestros trasfondos familiares y sociales. “De tal palo tal astilla” no siempre aplica porque Dios no es un “caballero” sino el Soberano, que irrumpe en nuestras vidas para librarnos de nuestros propios sistemas familiares, de nosotros mismos y de Satanás. 

¡Qué bueno que Dios nos miró antes de la fundación del mundo para colocarnos en Sus caminos! Así́ ha hecho y así́ seguirá́ haciendo hasta que caiga el telón de la historia y sea puesto el punto final de nuestras vidas debajo del sol. Qué bueno es Dios que aunque podamos llevar el mismo nombre de algún antepasado, por Su gracia y por Su amor nuestras vidas y nuestros caminos son distintos a la de estos. Las vidas de los O’Hare fueron muy distintas. La del padre se desarrolló en las mazmorras del bajo mundo y la del hijo en las alturas del heroísmo Tú y yo probablemente también estamos beneficiándonos de esa gracia de Dios. ¡Qué bueno que “de tal palo tal astilla” no siempre aplica! 

 

 

   
 
Otto Sánchez
Director del STEBD
Pastor Iglesia Bautista Ozama (IBO)
Twitter.jpg 
 

 

 

Página 1 de 2